domingo, 15 de febrero de 2009

Medicina en Israel

La asignación de importantes recursos a la atención de niños ha revitalizado la medicina pediátrica de Israel transformando los hospitales en entornos agradables y cómodos, poniendo a disposición de los jóvenes pacientes una amplia gama de sofisticados servicios de salud.

Un reciente estudio realizado por la revista The Economist (Londres), catalogaba a Israel como la segunda nación del mundo en cuanto a calidad del sistema de salud, después de Suecia. Esto puede ser atribuido a los sistemas de atención médica altamente sofisticados del país y en particular, al énfasis que se da a la pediatría. En los últimos años, varios centros pediátricos de Israel han pasado por una honda transformación que les ha permitido brindar complejos servicios médicos en nuevos y lujosos ambientes. Estas nuevas instalaciones no sólo benefician a los niños de Israel, sino a cientos de jóvenes pacientes que llegan de todo el mundo.

Israel asigna importantes recursos a la pediatría. Un niño sano se convertirá en un adulto sano, así, al dar importancia a la pediatría y especialmente a la medicina preventiva, se ayuda a evitar problemas médicos posteriormente en la vida. Como resultado de esto, las expectativas de vida en Israel son cerca de 80 años para las mujeres y 75,5 para los varones, de las más altas del mundo y la mortalidad infantil (8,2 por cada 1.000 nacimientos vivos) es de las más bajas.

Muchos de los principales centros médicos para niños de Israel tan siquiera se asemejan a un hospital, dado que se han hecho todos los esfuerzos para que los jóvenes pacientes se sientan cómodos. El Centro Médico Schneider para Niños, cerca de Tel Aviv y el Centro para la Madre y el Hijo en el Hospital Hadasa en Ein Karem, Jerusalén, son dos establecimientos recientemente inaugurados, que parecen más hoteles de cinco estrellas que hospitales.

"La efectividad del tratamiento y las tasas de recuperación", explica el profesor Yehuda Danon, director general del Centro Médico Schneider, "están influidas en gran medida por el bienestar psicológico del paciente. Y los niños son incluso más sensibles que los adultos. Por eso, insistimos en brindar a los niños un ambiente arquitectónico acogedor y amistoso".

Los hospitales de Israel benefician también a pacientes de todo el mundo. En los últimos años, una cantidad cada vez mayor de establecimientos médicos israelíes, como el Centro Schneider, trata a pacientes del exterior, especialmente niños. El Prof. Danon estima que más de 2.000 niños de todo el mundo llegan anualmente al Centro Schneider, además de los 120.000 niños israelíes y palestinos que son tratados en el lugar.

Algunos de los más grandes centros médicos del país cuentan con instalaciones para visitantes, lo que permite a los familiares permanecer cerca del hospital y, por lo general, los padres de los jóvenes pacientes pueden dormir en la misma habitación que sus hijos. Este es otro aspecto de la filosofía que sostiene que el tratamiento de los niños debe ser reforzado por una sensación de comodidad.

La atención médica para niños en Israel empieza, por así decirlo, incluso antes de la concepción, ya que se destinan grandes recursos se asignan a la fertilización in vitro.

El tratamiento fetal también es una especialidad médica israelí. Recientemente una ecografía de rutina de un feto de 22 semanas en el Hospital Haemek en Afula indicó que la uretra estaba obstruida, lo que impedía a la orina salir del riñón hacia el líquido amniótico. Por medio de la inserción de un catéter a través del abdomen de la madre se abrió la obstrucción y se evitaron serios problemas.

En el Departamento de Neonatología del Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalén y en departamentos similares a lo largo del país, criaturas que nacen más de dos meses antes del término del embarazo, y con un peso de menos de 600 gramos, pueden crecer y desarrollarse sanos. En el Centro Médico Schneider, mellizos siameses que compartían la misma vejiga fueron separados exitosamente construyéndose una nueva vejiga para una de las criaturas.

La Unidad de Trasplante de Médula Ósea en el Centro Schneider cura cerca del 75% de los casos de leucemia infantil y la tasa del 95% de supervivencia de la Unidad de Tratamientos Intensivos es compartida tan sólo por un puñado de hospitales en el mundo. El Centro Schneider, al igual que muchos de los departamentos pediátricos de los hospitales de Israel lleva a cabo habitualmente complejos trasplantes de órganos y ofrece avanzados tratamientos del cáncer.

El profesor Daniel Weinstein, director de Medicina Fetal Maternal y del Centro para la Madre y el Hijo en el Centro Médico Hadasa en Ein Karem, Jerusalén, sostiene que las necesidades de la madre no han sido olvidadas, e indicó que la tasa de mortalidad de una madre por cada 100.000 nacimientos es una de las menores del mundo.

La red nacional israelí de centros de atención para la madre y el niño juega también un papel vital en la medicina preventiva. Esto se logra por medio de revisiones regulares durante el embarazo y la primera infancia, educación hacia la salud para padres y un programa de vacunación que ha erradicado enfermedades tales como la poliomielitis.

La medicina infantil en Israel pone también cada vez más énfasis en una dieta apropiada para lograr una constitución ósea sana y el Centro Médico Hadasa del Monte Scopus, en Jerusalén, abrió recientemente, como parte de su Departamento Pediátrico, un Centro de Nutrición Infantil que estudia y trata las enfermedades relacionadas con la alimentación, desde problemas de digestión y alergias hasta deficiencias en el peso.

Como en todas las sociedades occidentales en las que una medicina sofisticada ha encontrado solución para las antiguas enfermedades, también en Israel los accidentes automovilísticos se están convirtiendo cada vez más en la mayor amenaza para los niños. Los departamentos pediátricos israelíes han desarrollado una amplia experiencia en cirugía plástica y tratamiento de quemaduras, así como en la construcción de prótesis para las extremidades. Tanto el Hospital Alyn en Jerusalén como el Centro Médico Sheba en Tel Aviv se especializan en ortopedia y rehabilitación.

La medicina israelí está orientada hacia la antigua concepción judía de que cada persona es como un mundo entero y que quien salva una sola vida, ha salvado al mundo entero. Lamentablemente, aún hay muchos mundos por salvar. [Centro de Información de Israel].

1 comentario:

  1. La nota me muestra la excelencia de nuestra Medicina y su aplicacion dandome seguridad. Sobre el sindrome Nefrotico infantil adonde se realizan tratamientos en Israel es para mis nietos .Estoy en Cordoba .Capital. Gracias , Silvia G. Katz. Shalom

    ResponderEliminar